21 mar. 2013

Convicción

El ‘antes’ tiene un montón de partes y lo que viene después siempre será incierto, como siempre lo fue. Sin embargo, esta vez, una convicción me atraviesa el pecho y esa convicción sos vos. Vos y lo que aún nos queda por vivir, vos y mis inmensas ganas de tenerte, de amanecerte y sonreírte. Que esta vez me bebas en tu vaso, me lleves en tu abrazo y no dejes que mi mano se escape. No de nuevo.

14 mar. 2013

Nos veremos otra vez

Si todo vuelve cuando más lo precisás,
nos veremos otra vez.

Algún día voy a volver a atravesarte el pecho. Va a suceder, todavía no sé cuándo, pero en ese momento la neblina en mis ojos ya se habrá dispersado, y tus brazos se animarán al vuelo. Voy a volver a verte en alguna ciudad que todavía no nos conoce, o tal vez en las mismas calles que ya se saben nuestros pasos de memoria. Seguramente será en algún sueño que ya hemos soñado, y con un guiño que bien conocemos, se acercarán nuestros cuerpos en un impulso que aun no hemos sentido.

No sé cómo, no sé cuándo, pero sé de vos, de tu mano y de tu ombligo. Sé que una estrella nos espera y cuando esté lista, nos ofrecerá su pecho. Amplio, suave, valle. Vas a venir, esta vez vas a sonreír y vas a volar conmigo. Sobre las nubes o bajo el mar, siempre conmigo.